Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Uso Didáctico de las Tecnologías de la Información y Comunicación en procesos de Aprendizaje
Sáb 14 Ene 2012 - 0:01 por ANTOAGUAYO

» "Soy el último de los míos", Félicie Dubois
Jue 12 Ene 2012 - 10:01 por Isabel

» Arte y técnica del palíndromo
Sáb 7 Ene 2012 - 10:50 por Isabel

» El territorio de las humanidades
Sáb 7 Ene 2012 - 10:46 por Isabel

» Evolución: lengua y cultura
Sáb 7 Ene 2012 - 10:40 por Isabel

» Al pan, pan y al vino, vino
Sáb 7 Ene 2012 - 10:35 por Isabel

» Necesito ayuda.
Dom 1 Ene 2012 - 10:46 por Diani

» ¡Dejemos de encerrar a los mayas en sus pirámides!
Vie 23 Dic 2011 - 11:09 por Isabel

» Engendro anglo lingüístico
Miér 21 Dic 2011 - 10:43 por Isabel

» MyObserver, una solución basada en tecnología lingüística que convierte el ruido de Internet en oportunidades de negocio
Miér 21 Dic 2011 - 10:40 por Isabel

» El gíglico o el arte de sugerir
Mar 20 Dic 2011 - 11:21 por Isabel

» Cortázar y la Vía Láctea
Mar 20 Dic 2011 - 10:36 por Isabel

» Desmárcate: Aprende un idioma inventado
Mar 20 Dic 2011 - 10:24 por Isabel

» "Los amorosos", Jaime Sabines
Dom 18 Dic 2011 - 10:24 por Isabel

» José Agustín: del lenguaje soez al premio de Lingüística y Literatura
Dom 18 Dic 2011 - 10:19 por Isabel

» Nosotros los proles
Dom 18 Dic 2011 - 10:15 por Isabel

» «Mi padre me habló toda la vida en esperanto»
Dom 18 Dic 2011 - 10:08 por Isabel

» Las explicaciones tras nuestra compleja "torre de Babel"
Dom 18 Dic 2011 - 10:03 por Isabel

» Sobre traducción...
Dom 18 Dic 2011 - 9:57 por Isabel

» La RAE completa con un tomo de fonética la 'Nueva gramática de la lengua española'
Dom 18 Dic 2011 - 9:53 por Isabel

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



Innovaciones y ocultamientos en la nueva ortografía

Ir abajo

Innovaciones y ocultamientos en la nueva ortografía

Mensaje  Administrador el Lun 3 Ene 2011 - 11:52

Ivonne Bordelois, La Nación, 02/01/2011.

Resulta intrigante el revuelo mediático causado por las innovaciones propuestas por la muy Real Academia Española de la Lengua. Ríos de tinta han corrido sobre acontecimientos tan sísmicos como sostener si es mejor decir «ve corta» que «uve», o escribir «Tengo solo dos pesos» o «Tengo sólo dos pesos». Como de costumbre, este oleaje de trivialidad despierta sospechas justificables.

El énfasis otorgado a cuestiones menores oculta el horizonte político dentro del cual se desarrollan las líneas de fuerza que van definiendo la fisonomía de una lengua en el panorama mundial.

En realidad, se debe reconocer que la autoridad de la Real Academia Española se ha atenuado con la creación de la Asociación de Academias, y en esta ocasión todas las academias americanas han aceptado las sugerencias provenientes en su mayor parte de la RAE.

La producción de diccionarios que incluyen la totalidad del léxico de los hispanohablantes parece haber democratizado nuestro ámbito lingüístico en las últimas décadas.

Pero, en general, sigue imperando fuertemente la norma peninsular en materia lingüística. A grandes rasgos, España decide económicamente el destino editorial de las publicaciones en español en Europa y en los Estados Unidos, e impone también sus criterios de estilo en cuanto a traducción y pautas dialectales para todo el orbe hispánico.

Ciertas medidas de gran envergadura financiera demuestran la voluntad de poderío lingüístico de España. Entre ellas, la potestad de otorgar certificados de aptitud de español a extranjeros, en gran medida administrada por el Instituto Cervantes, significa una enorme entrada de recursos económicos, y afianza, además, la expansión de la pauta específicamente ibérica en la difusión del español a escala mundial.

Sin embargo, España, con sus cuarenta millones de hablantes, representa menos del 10% de los hablantes del español en todo el mundo. Gabriel García Márquez, Octavio Paz y Mario Vargas Llosa no nacieron en la península.

Claramente, lo decisivo en estas materias es la primacía económica de España. Más gravemente, lo que se está silenciando tras discusiones escolásticas sobre tildes y grafías es la persecución lingüística de la población hispanohablante en Estados Unidos.

Mientras discutimos dónde irán la «ch» y la «ll» en los diccionarios modernizados de los que podremos jactarnos en el mundo global, el gobierno de Arizona intentó recientemente eliminar a todos aquellos docentes de escuelas públicas cuya pronunciación inglesa no fuera nativa.

Albert Camus decía que el cuidado por la corrección es síntoma de un alma mediocre. Para algunos, el que ciertos hispanohablantes hablemos o escribamos correctamente es mucho más importante que el que algunos hispanohablantes menos privilegiados no puedan hablar ni escribir en su propia lengua. Pero lo que quizás esté en riesgo no sea la corrección, sino la conexión profunda de todos los hispanohablantes del mundo.
http://www.elcastellano.org/noticia.php?id=1679


Última edición por Admin el Lun 3 Ene 2011 - 14:24, editado 1 vez
avatar
Administrador
Admin


http://forodelinguistica.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Innovaciones y ocultamientos en la nueva ortografía

Mensaje  Isabel el Lun 3 Ene 2011 - 12:51


Muy interesante artículo de Ivonne Bordelois. Sobre todo, quiero resaltar esta frase...

Admin escribió:

Para algunos, el que ciertos hispanohablantes hablemos o escribamos correctamente es mucho más importante que el que algunos hispanohablantes menos privilegiados no puedan hablar ni escribir en su propia lengua.

reverencia

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.