Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Uso Didáctico de las Tecnologías de la Información y Comunicación en procesos de Aprendizaje
Sáb 14 Ene 2012 - 0:01 por ANTOAGUAYO

» "Soy el último de los míos", Félicie Dubois
Jue 12 Ene 2012 - 10:01 por Isabel

» Arte y técnica del palíndromo
Sáb 7 Ene 2012 - 10:50 por Isabel

» El territorio de las humanidades
Sáb 7 Ene 2012 - 10:46 por Isabel

» Evolución: lengua y cultura
Sáb 7 Ene 2012 - 10:40 por Isabel

» Al pan, pan y al vino, vino
Sáb 7 Ene 2012 - 10:35 por Isabel

» Necesito ayuda.
Dom 1 Ene 2012 - 10:46 por Diani

» ¡Dejemos de encerrar a los mayas en sus pirámides!
Vie 23 Dic 2011 - 11:09 por Isabel

» Engendro anglo lingüístico
Miér 21 Dic 2011 - 10:43 por Isabel

» MyObserver, una solución basada en tecnología lingüística que convierte el ruido de Internet en oportunidades de negocio
Miér 21 Dic 2011 - 10:40 por Isabel

» El gíglico o el arte de sugerir
Mar 20 Dic 2011 - 11:21 por Isabel

» Cortázar y la Vía Láctea
Mar 20 Dic 2011 - 10:36 por Isabel

» Desmárcate: Aprende un idioma inventado
Mar 20 Dic 2011 - 10:24 por Isabel

» "Los amorosos", Jaime Sabines
Dom 18 Dic 2011 - 10:24 por Isabel

» José Agustín: del lenguaje soez al premio de Lingüística y Literatura
Dom 18 Dic 2011 - 10:19 por Isabel

» Nosotros los proles
Dom 18 Dic 2011 - 10:15 por Isabel

» «Mi padre me habló toda la vida en esperanto»
Dom 18 Dic 2011 - 10:08 por Isabel

» Las explicaciones tras nuestra compleja "torre de Babel"
Dom 18 Dic 2011 - 10:03 por Isabel

» Sobre traducción...
Dom 18 Dic 2011 - 9:57 por Isabel

» La RAE completa con un tomo de fonética la 'Nueva gramática de la lengua española'
Dom 18 Dic 2011 - 9:53 por Isabel

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



Vicios del lenguaje

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Dom 18 Sep 2011 - 10:07

GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com

El número de consultas que recibo me indican que el interés de la población (de todos los estratos económicos, jerarquías laborales y niveles educativos) por mejorar el uso del idioma está vivito y coleando.

Ello se debe a las crecientes exigencias de preparación académica, laboral y técnica, garantes de la comprensión rápida y exacta de un mensaje de modo que resulten efectivos; es decir, para que se logren los objetivos comunicacionales.

Pero tal necesidad se ve torpedeada por la menguante calidad de la formación que reciben jóvenes y adultos en todos los niveles de la educación formal.

Es cada vez más frecuente, más elevado y más alarmante el número de estudiantes, técnicos y profesionales que se estrellan contra la empinada tapia del analfabetismo funcional. En esta categoría se incluye a las personas a las que se les dificulta la comprensión de textos escritos, aun cuando saben leer y escribir. El bachiller que ingresa a la universidad, la secretaria que no termina de estudiar porque le da flojera, el ingeniero, el médico y la periodista que no leen porque les da sueño, se aburren o nos les da tiempo, son candidatos seguros a convertirse en analfabetos funcionales.

Pero el objetivo de esta columna no es teorizar acerca de las fallas del sistema educativo (asunto que abordaremos in extenso más adelante), sino constituirse en instrumento útil para ampliar el conocimiento del idioma y contribuir en el mejoramiento de la eficiencia de nuestra comunicación, oral o escrita. Por ello hemos elaborado una lista de los 13 vicios del lenguaje más usuales hoy en día; esa especie de docena del fraile idiomática es la siguiente:

1. Pobreza de vocabulario.
2. Barbarismos.
3. Solecismos.
4. Muletillas y coletillas.
5. Clichés y lugar comunes.
6. Pleonasmo o redundancia.
7. Dequeísmo
8. Adequeísmo.
9. Ambigüedad o anfibología.
10. Eufemismo.
11. Circunloquio o perífrasis.
12. Impropiedad.
13. Cacofonía.

En las próximas entregas nos ocuparemos de cada uno de ellos de manera individual; indagaremos en sus causas, daremos ejemplos de su uso cotidiano y sugeriremos las vías o modos para evitarlos o superarlos.

Esperamos que les sea útil.

¿Dices así? Es mejor así

Hubo momentos donde la situación se tornó grave. Hubo momentos en que la situación se tornó grave.
Aspiro ser presidente de la república. Aspiro a ser presidente de la república.
Estas notas no las trái hoy la prensa regional. Estas notas nos las trae hoy la prensa regional.
Es que ya no hayan que hacer!! ¡Es que ya no hallan qué hacer!
Se les callo ese horrible plan de celebración pos morten. Se les cayó ese horrible plan de celebración post mórtem.

http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=154232011

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Dom 18 Sep 2011 - 10:11

Pobreza léxica
GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com

Un léxico o vocabulario escaso, exiguo, es el principal enemigo de la comunicación efectiva. Esa pobreza se manifiesta de dos maneras:

1. Repetición de palabras. Válida cuando se quiere enfatizar algún punto o se busca un efecto estético, pero que debe evitarse si es innecesaria o redundante.

2. Uso de palabras con significado extensivo. Algunas palabras, por su variedad de acepciones, se usan como "comodines" que empobrecen nuestra expresión; entre ellas citamos: algo, cosa, dar, decir, hacer, poner, realizar. Aquí ofrecemos algunos ejemplos:

Sabía que tenía algo (enfermedad, malestar).
Lleven algo para compartir (comida, bebidas).
Es una cosa importante (problema, reunión).
Me da cosa con ella (tristeza, pena, dolor).
Nos ha dado mucho dinero (producido, generado).
Hay que dar una colaboración (aportar, llevar).
El acusado dice la verdad (revela, confiesa).
¿Por qué no me lo dijo antes? (manifestó, señaló).
Ella hizo otra habitación en la casa (construyó).
Él hace unos almuerzos divinos (prepara, cocina).
No pongas ese equipo ahí (coloques, instales).
Tiene que poner atención en clase (concentrarse).
Las obras realizadas (construidas, entregadas).
Realizan un gran esfuerzo (efectúan, ejecutan).
Un léxico escaso solo produce efectos negativos.

El primero y principal es la monotonía, la repetición de palabras por limitaciones de vocabulario: el uso frecuente de pocos vocablos evidencia su pobreza.

Por otra parte, impide el manejo adecuado de sinónimos y, también, el uso apropiado de palabras, ya que no siempre se logra una correspondencia puntual entre un término y su representación en la realidad.

Además, distorsiona conceptos e ideas, lo cual incapacita a la persona para la argumentación, pues no le es posible expresar su opinión con exactitud, aun cuando conozca el asunto de que se habla.

La mejor forma de combatir este vicio es ampliar nuestro léxico y mejorar constantemente su calidad; para lograr esto, he aquí algunas recomendaciones:

Consulta un buen diccionario, en particular el de la Real Academia de la Lengua Española (DRAE).

Ten a la mano un buen diccionario de sinónimos y antónimos; consúltalo si te das cuenta de que repites palabras en un escrito de corta extensión.

Nunca te quedes dudando acerca del significado de una palabra; consulta tus diccionarios.

Sobre todo, lee mucha y buena literatura (cuentos, novelas, ensayos, artículos, columnas).

¿Dices así? Es mejor así

La Vinotinto no le tiene miedo a Chile: "No nos importan el pasado". La Vinotinto no le tiene miedo a Chile: "No nos importa el pasado".
En las postrímeras del juego. En las postrimerías del juego.
Hay cosas que me cuestan entender. Hay cosas que me cuesta entender.
Hablabanos fatal, yo por lo menos no me enorgullece eso. Hablábamos mal; a mí, por lo menos, eso no me enorgullece.
Hay descacés de aceite. Hay escasez de aceite.

http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=159312011

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Dom 18 Sep 2011 - 10:14

Barbarismos
GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com

El imperio romano se vio atacado, desde el Siglo III d.C., por una serie de pueblos vecinos (galos, íberos, germanos, suevos, vándalos, alanos, hunos); los miembros de tales pueblos usaban palabras incomprensibles para los romanos; a éstos les sonaban como bar bar, y comenzaron a referirse a los invasores con esa onomatopeya. Así se formó el peyorativo bárbaro, para señalar a los extranjeros de lengua desconocida; su traducción literal es "el que balbucea".

El comportamiento de los bárbaros hizo que el adjetivo pasara a indicar a personas incultas, groseras, toscas, de conducta violenta o incivilizada, tal como la de los caudillos, dictadores y otros de esa ralea.

Con el tiempo, el término se vino consolidando como sinónimo tanto de cruel, salvaje e inhumano, como de bruto, inculto y ordinario.

Modernamente, y en su calidad de vicio del lenguaje, un barbarismo es (según el DRAE) una "Incorrección que consiste en pronunciar o escribir mal las palabras, o en emplear vocablos impropios."

Existen cuatro grupos principales de barbarismos:
1. Las faltas ortográficas.
2. La acentuación errónea.
3. Las deformaciones.
4. Los extranjerismos.

Veamos cada grupo por separado.

1. Las faltas ortográficas
Son los errores que cometemos cuando escribimos sin conocer ni respetar las normas existentes para la redacción clara, concisa, concreta y completa. Son muy comunes, y su principal causa radica en el desconocimiento del lenguaje y su lógica por parte de la gran mayoría de los hablantes.

Algunos ejemplos ilustran lo que decimos:

Atravez, hatrabes, a trabes, a travez, por a través (locución equivalente a "por en medio de" o "por entre").

Osea, hosea, ocea, o cea, por o sea (expresión equivalente a "es decir").

Osea, hosea, ocea, o cea, por ósea (hecha de hueso o relativa a los huesos).

Ingerencia (inexistente e nuestro idioma) por injerencia (equivalente a "insertar una cuestión en otra"; entremeterse, inmiscuirse).

Tubo (objeto hueco y cilíndrico) por tuvo (3ª persona singular en pretérito perfecto del verbo tener).

En realidad, los errores ortográficos constituyen una amplísima y muy extendida fuente de barbarismos; por tal razón nos ocuparemos de ellos, con más detenimiento, en próximas entregas.

¿Dices así? Es mejor así

Pasó el exámen con una puntuación de 20 puntos. Pasó el examen con 20 puntos.
La escacez de pollo, leche, harina y aceite. La escasez de pollo, leche, harina y aceite.
Equipo que está en el onceavo lugar. Equipo que está en el undécimo lugar.
No sé si se recuerdan, amables escuchas. No sé si recuerdan, amables escuchas.
Estaba demasiado de furioso porque le habían plageado una canción. Estaba muy furioso porque le habían plagiado una canción.

http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=164772011

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Dom 18 Sep 2011 - 10:18

Barbarismos
GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com

2. La acentuación errónea

Es un barbarismo tanto del lenguaje escrito como del oral; consiste en acentuar las palabras poniendo la tilde y/o pronunciándolas con el tono en una sílaba distinta de la que corresponde (sílaba tónica).

Muestras muy frecuentes de este generalizado error son: Intérvalo (intervalo); Claúdia (Claudia); ávaro (avaro); méndigo (mendigo); regímen (régimen); espúreo (espurio); cónsola (consola); caúcho (caucho).


3. Las deformaciones

Son formaciones anómalas, equivocadas. El reconocido profesor Tito Balza Santaella afirma (en su obra Barbarismos y solecismos) que este tipo de malformaciones se producen "por descuido o por falta de conocimiento de los hablantes"; por aquí agregamos que la pereza idiomática hace que este sea un vicio muy extendido entre la población. Entre los abundantes ejemplos de deformaciones citamos los siguientes: Adquerir (adquirir); bayonesa (mayonesa); demen (denme); diaciocho (dieciocho); sastifecho (satisfecho); dijistes (dijiste); ereopuerto (aeropuerto); fraticida (fratricida); murciégalo (murciélago); produció (produjo).

En esta categoría incluimos los arcaísmos, frases o palabras anticuadas, que la lengua ha ido descartando con el paso del tiempo. Ejemplos: vide (vi); asaz (mucho, bastante); ansí o asina (así); facer (hacer); trompezar (tropezar); falcón (halcón); agora (ahora); mesmo (mismo); haiga (haya); fierro (hierro).

También figuran aquí los neologismos inútiles, como presupuestear (realizar o calcular un presupuesto); aperturar (abrir); encriptar (cifrar o codificar); rentar (alquilar o arrendar); accesar (acceder).


4. Los extranjerismos

Según el DRAE, "2. Voz, frase o giro que un idioma toma de otro extranjero". Si provienen del inglés son llamados anglicismos (show por espectáculo); del francés, galicismos (atelier por taller); del italiano, italianismos (birra por cerveza).

En la oración Las masas juegan un papel importante en la revolución, lo correcto es desempeñan o interpretan; jugar un papel es un galicismo (jouer un rôle) o un anglicismo (to play a role). En ambos casos la historia demuestra que es una falsedad.

Los barbarismos no son solo palabras: también se dan en frases muy usadas comúnmente, tales como:

Hasta ahora (Hasta luego, hasta la vista).
Al por mayor (Por mayor).
Que se abola esa ley (Que se derogue esa ley).
Adquerir compromisos (Contraer compromisos).
Muebles de todas clases (Muebles de toda clase).


¿Dices así? Es mejor así

Ahora es que hay Vinotinto... Ahora es cuando hay Vinotinto...
La gente bajó de Santa Ana y hizo un trancazo. La gente bajó de Santa Ana e hizo un trancazo.
Usuarios con conocimiento en sus derechos. Usuarios con conocimiento de sus derechos.
Estamos muy feliz por lo que hemos hecho. Estamos muy felices por lo que hemos hecho.
En todos los hospitales no hay gasa ni algodón ni médicos en guardia. En ningún hospital hay gasa ni algodón ni médicos de guardia.

http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=170102011

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Dom 18 Sep 2011 - 10:27

Solecismos
GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com

En la entrega anterior puntualizamos que solecismo, en general, es el nombre que damos a cualquier violación de las normas sintácticas del idioma.

En el presente número ofreceremos una selección de solecismos muy comunes, así como su corrección:

. Sentarse en la mesa. (Solecismo). / Sentarse a la mesa. (Correcto).
. Soy uno de los que habla claro. / Soy uno de los que hablan claro.
. Las discordias arruinaron al país. / Las discordias arruinaron el país.
. Me trajeron una poca de agua. / Me trajeron un poco de agua.
. Pastillas para la tos. / Pastillas contra la tos.
. Se intentan realizar nuevas reformas. / Se intenta realizar nuevas reformas.
. Lo que es yo no dejo la comida. / Lo que soy yo no dejo la comida.
. Cuando volví en sí ya se habían ido. / Cuando volví en mí ya se habían ido.
. Están medios dormidos. / Están medio dormidos.
. Eres uno de los que menos estudias. / Eres uno de los que menos estudian.
. Estos son los puntos a dilucidar. / Estos son los puntos por dilucidar.
. Días demasiados fríos. / Días demasiado fríos.
. Se operó el domingo de las amígdalas. / Se operó el domingo de amigdalitis.
. Hasta que no cobre no me hago el traje. / Hasta que cobre no me hago el traje.
. Hubieron protestas. / Hubo protestas.
. Las medidas a adoptar son estas. / Las medidas que se adoptarán son estas.
. No pueden haber alumnos que no estén inscritos. / No puede haber alumnos que no estén inscritos.
. Ten presente mis palabras. / Ten presentes mis palabras.
. A nombre de la familia les doy las gracias. / En nombre de la familia les doy las gracias.
. Esperemos que no haiga problemas que lamentar. / Esperemos que no haya problemas que lamentar.
. Lo hizo de casualidad. / Lo hizo por casualidad.
. Lo hicieron de gratis. / Lo hicieron gratis.


¿Dices así? Es mejor así

Fueron varios los acuerdos tomados en la última plenaria. Los acuerdos de la última plenaria fueron varios
Hace cuestión de un año que no nos vemos. Hace un año que no nos vemos.
A la menor brevedad. Con la menor brevedad.
Ese niño no se queda quieto, es imperactivo. Ese niño no se queda quieto, es hiperactivo.
Detuvieron a un individuo sospechoso, cuyo individuo dijo ser de oriente. Detuvieron a un individuo sospechoso, quien dijo ser de oriente.

http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=180342011

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Dom 18 Sep 2011 - 10:30

Muletillas
GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com

Según el DRAE, una muletilla es una "Voz o frase que se repite mucho por hábito"; en muchos casos el hábito se arraiga tanto que una persona llega al extremo de no poder hablar sin recurrir a la muletilla.

Muletilla deriva de muleta, algo que sirve como soporte en ciertas oportunidades. Una muleta se emplea para ayudar a una persona a desplazarse de un lugar a otro, cuando no puede hacerlo por sí misma.

En el campo lingüístico, las muletillas son recursos orales más o menos automáticos de los que nos valemos para apoyar lo que queremos expresar en los casos en que no hallamos la palabra o frase adecuada, o no se nos ocurre otra; nos ayudan a darle fluidez al habla, a resolver problemas sintácticos y a superar los bloqueos mentales.

Son, entonces, como muletas en las que nos apoyamos cuando intentamos comunicar de manera precisa lo que queremos expresar. Lo cual es, en principio, perfectamente válido, no tiene nada de malo; el problema surge cuando se cae en la repetición, cuando abusamos; eso molesta al que escucha porque el hablante demuestra escasa capacidad para expresarse utilizando un lenguaje más adecuado, el oyente sólo percibe que el interlocutor no tiene claro lo que quiere decir y que necesita apoyarse en frases o palabras sin sentido para poder continuar hablando; en tales casos, una muletilla equivale a un tic verbal en la conversación.

Algunas sirven como seña de identificación: Che; primo; vale; brother; ná" guará; ¡qué molleja!.

Otras resultan hasta incoherentes, pues son empleadas para llenar los vacíos de los diálogos cotidianos: Bueno; y bueno...; y nada.; supuestamente; obviamente; este, esteee...; o sea; es decir.

Algunas, al parecer, sirven para todo y hacen sumamente monótonos tanto al que habla como la conversación; el mejor ejemplo de este tipo de muletillas es bien: bien agudo, bien interesante, bien real, bien curioso, bien preocupante, bien ruidoso.

Otras son usadas como verdaderos comodines en las conversaciones, y tienden a uniformar y hacer aburrido al hablante, con lo que minimiza la efectividad de su expresión: Cosa; tema; obvio; o sea. Mención aparte en esta categoría merece el omnisciente preferido por los jóvenes (y otros no tan jóvenes): De pana.

Otro grupo sirve para tratar de disimular la inseguridad o la indecisión de quien habla: De alguna manera; un poco; por decir algo; digo yo; como dicen...

También existen muletillas en forma de preguntas, tales como las muy fastidiosas: ¿Entiendes? ¿Me explico? ¿Sí? ¿No? ¿Ya? ¿Qué tal?


¿Dices así? Es mejor así

Es por eso que ya no les vasta con criticar. Por eso ya no les basta con criticar.
Hay niñas que les gustan los carritos y no por eso van hacer lesbianas de adultas... Hay niñas a las que les gustan los carritos y no por eso van a ser lesbianas de adultas...
Arriba la Vino Tinto, gracias por darles estos momento a Venezuela. Arriba la Vino Tinto, gracias por darle estos momentos a Venezuela.
Del rival dijo que esperan que se volquen al ataque en busca del resultado. Del rival dijo que esperan que se vuelque al ataque en busca del resultado.


http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=185162011

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Dom 18 Sep 2011 - 10:32

Clichés
GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com

Cliché es palabra francesa usada para designar un tipo de imprenta. Al español pasó directamente en su forma original, y también con la grafía clisé; ambas han sido aceptadas por la Real Academia Española y aparecen debidamente registradas en el DRAE.

Como vicio del lenguaje, un cliché es una frase o expresión que en sus principios es reconocida como impactante, novedosa, de alto poder comunicacional, capaz de definir o caracterizar algo de una manera original; sin embargo, debido a su poder para mejorar la efectividad de la comunicación, pronto se ve sometida a un uso excesivo por parte de los hablantes; tanto, que llega a perder su fuerza intrínseca, su refrescante novedad, y pasa a ser una expresión a evitar.

Los clichés no siempre son negativos, muchas veces no son sino repetitivos, cansones. De hecho, no es aventurado proponer que uno de los "inventores" del cliché fue nada más y nada menos que Homero, el poeta por antonomasia de la literatura clásica. Las cóncavas naves; Aquiles, el de los pies ligeros; Júpiter, el amontonador de nubes, son algunos de los que el inmortal bardo griego usó.

Podemos afirmar, entonces, que el cliché es una especie de etiqueta o fórmula que usamos para identificar o diferenciar algo (una persona, un producto, una idea) de sus similares; la repetición de esa fórmula la convierte en frase hueca, sin fuerza.

Muchos clichés surgen de los prejuicios, temores y creencias (la mayoría de las veces infundadas) de las personas y las sociedades; y tienden a persistir en la memoria y tradiciones de esos individuos y esas sociedades, a pesar de que el constante progreso de la humanidad va poniendo al descubierto su inexactitud: El pueblo nunca se equivoca. Las rubias son tontas. Los latinos son los mejores amantes. Hasta que la muerte nos separe. El amor es para siempre. El pueblo es noble y generoso. Ser rico es malo. Solo es posible en revolución. Todos los hombres son iguales. Gobernaremos solo con los mejores.

Otra cantidad apreciable es producto de la creatividad aplicada al mercadeo para publicitar y promocionar bienes y servicios, a fin de posicionarlos en el mercado; en este ámbito, el cliché aparece inicialmente como lema o eslogan: Su centro de compras. Democracia con energía. La que más se vende en Venezuela. Servimos, no competimos. Lo mejor de nuestra tierra. Nunca salga sin ella. Ese hombre sí camina. Calidad a toda prueba. Visítenos y se convencerá. Primera en sintonía. Tecnología de avanzada. Atención personalizada. Un cordial saludo.

El uso continuado de clichés revela que el hablante o escritor es poco creativo, no genera ideas propias.

Cerramos diciendo que el cliché se diferencia de la muletilla en que esta se puede expresar, por lo general, en una o dos palabras.


¿Dices así? Es mejor así

Presentó una gran hemorragia de sangre. Presentó una gran hemorragia.
El erario público ha sido continuamente desfalcado por estos individuos. El erario ha sido continuamente desfalcado por estos individuos.
Un grupo de malandros que se han dedicado a amedrantar a la gente. Un grupo de malandros que se ha dedicado a amedrentar a la gente.
Unos precios que nos parecen, francamente, desorbitados. Unos precios que nos parecen, francamente, exorbitantes.

http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=190552011

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Tlilmikiztli el Lun 26 Sep 2011 - 11:40

La neta no lo leí todo, pero este cuate ya debería saber que según la "norma" el sustantivo es "murciégalo" según el DRAE.

Tlilmikiztli


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Lun 26 Sep 2011 - 13:49

Hola Tlilmikiztli:
Tienes razón. Las dos formas murciélago y murciégalo son correctas.
Saludos

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Sergio SP el Vie 30 Sep 2011 - 22:58

Hola a todos.

Es interesante el tema que están abordando, sin embargo el enfoque que utilizan me parece que es muy determinista.

Las diferentes formas de hablar de las personas son totalmente funcionales en su contexto (sino no las utilizarían), y precisamente en ese contexto es que la comunicación se cierra de manera satisfactoria entre personas que tienen la misma forma de hablar.

A mi parecer no existen formas correctas de hablar y en todo caso, lo que si podemos discutir es las relaciones que establece, por ejemplo, el español estándar con las variedades regionales, o aspectos sobre lo que algunos autores llaman "diglosia". Es interesante ver lo que sucede cuando variedades de una misma lengua entran en contacto y los niveles de inteligibilidad que establecen entre una y otra.

Muchos de los tópicos que posee nuestra variedad de español (sobre todo en del centro de México), como el uso "excesivo" del diminutivo o los "pleonasmos", son recursos tipológicos que provienen de las lenguas indígenas de nuestro país, como el náhuatl que al entrar en contacto con el español, transfirieron muchas características estructurales a nuestra variedad y que hoy día están presentes en la mayoría de la gente y eso nada tiene que ver con la ignorancia, sino con fenómenos que resultan de contactos lingüísticos.

Hay varios trabajos que versan sobre esto y resulta muy interesante dar cuenta de estos fenómenos de cambio lingüístico que se dan a diferentes niveles, pues sostienen algunos autores por ejemplo: "al imponerse el español, los nahuas siguieron hablando morfosintácticamente náhuatl pero utilizando el nuevo léxico castellano".

La cita se las debo. Y si gustan les mando los enlaces de trabajos interesantes al respecto.

Saludos.

Sergio SP


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Sáb 1 Oct 2011 - 11:30

Sergio SP escribió:Hola a todos.

Es interesante el tema que están abordando, sin embargo el enfoque que utilizan me parece que es muy determinista.
Hola Sergio:
Muchas gracias por tu comentario, sobre todo, porque me da la oportunidad de aclarar un punto importante.
Cuando copio aquí, en el foro, una nota que se publicó en otro medio, no lo hago porque esté interesada especialmente en su contenido o porque esté totalmente de acuerdo con la información que contiene sino, simplemente, porque es una nota sobre un tema de lingüística y dejo que cada quien haga sus propios juicios sobre el contenido de la misma. Es decir, no publico únicamente lo que a mí me interesa o contenidos con los que yo concuerdo totalmente.


Sergio SP escribió:
Las diferentes formas de hablar de las personas son totalmente funcionales en su contexto (sino no las utilizarían), y precisamente en ese contexto es que la comunicación se cierra de manera satisfactoria entre personas que tienen la misma forma de hablar.

A mi parecer no existen formas correctas de hablar y en todo caso, lo que si podemos discutir es las relaciones que establece, por ejemplo, el español estándar con las variedades regionales, o aspectos sobre lo que algunos autores llaman "diglosia". Es interesante ver lo que sucede cuando variedades de una misma lengua entran en contacto y los niveles de inteligibilidad que establecen entre una y otra.

Muchos de los tópicos que posee nuestra variedad de español (sobre todo en del centro de México), como el uso "excesivo" del diminutivo o los "pleonasmos", son recursos tipológicos que provienen de las lenguas indígenas de nuestro país, como el náhuatl que al entrar en contacto con el español, transfirieron muchas características estructurales a nuestra variedad y que hoy día están presentes en la mayoría de la gente y eso nada tiene que ver con la ignorancia, sino con fenómenos que resultan de contactos lingüísticos.

Hay varios trabajos que versan sobre esto y resulta muy interesante dar cuenta de estos fenómenos de cambio lingüístico que se dan a diferentes niveles, pues sostienen algunos autores por ejemplo: "al imponerse el español, los nahuas siguieron hablando morfosintácticamente náhuatl pero utilizando el nuevo léxico castellano".

La cita se las debo. Y si gustan les mando los enlaces de trabajos interesantes al respecto.

Saludos.

Respecto a esta controversia sobre las "buenas" y "malas" formas de hablar, creo que ésta no existiría si todos tuviéramos claro que es un asunto que se está juzgando desde dos perspectivas muy distintas. En primer lugar, desde la perspectiva lingüística, que es la tuya, la mía y la de todos los que estamos en esta área, no hay variedades de habla mejores que otras, ni en términos geográficos, ni sociales, ni históricos, siempre y cuando cumplan con su función principal que es la comunicación. Entonces, desde este punto de vista, no se considera mejor la variedad de habla que utilizan los miembros de la RAE, a la que utiliza una pandilla de jóvenes delincuentes de una ciudad hispanohablante; así como tampoco es mejor la variedad utilizada por los hablantes de una gran ciudad como Madrid, la Ciudad de México o Buenos Aires, que la de un pueblito remontado en la sierra de Durango o en la costa de Guerrero. De igual forma, el español que se hablaba en el siglo XVIII no era mejor que el que se habla hoy en día y el español que se hablará en 50 o 100 años será igual de perfecto que el que se habla ahora. Sin embargo, hay otro punto de vista desde el cual se juzga este fenómeno y es la perspectiva social. Obviamente, una persona cuya variedad de habla es más cercana a la norma estándar tendrá más oportunidades de recibir una beca o un buen empleo, que otra cuya habla es más parecida a la de los jóvenes pandilleros de su barrio.
Bueno, espero haber aclarado mi punto de vista sobre este tema.
Saludos

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Sáb 22 Oct 2011 - 9:47

Los pleonasmos
GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com

El pleonasmo o redundancia es uno de los vicios más frecuentes, fácilmente reconocibles y rechazados; tanto, que ha sido bautizado como rebuznancia. Consiste en la repetición viciosa de términos que, a pesar de ser diferentes, tienen el mismo o muy parecido significado.

Según el DRAE es una "Figura de construcción, que consiste en emplear en la oración uno o más vocablos innecesarios para que tenga sentido completo, pero con los cuales se añade expresividad a lo dicho; p. ej., lo vi con mis propios ojos. / 2. m. Demasía o redundancia viciosa de palabras."

Lo anterior nos indica que es válido su uso cuando por motivos de estilo o estética, únicamente, sea necesario intensificar o resaltar el significado de alguna expresión; de allí que la Academia proponga el ejemplo anotado en la definición. Lo vi con mis propios ojos es una expresión redundante, pues es innegable que cada quien ve con sus ojos, no con los ajenos; el punto está en que con el uso de términos redundantes podemos acentuar la diferencia entre lo que nos sorprende de un hecho (por eso lo vemos con nuestros propios ojos), y lo que nos deja impávidos (simplemente lo presenciamos).

Ese no es el caso de la mayoría de los hablantes comunes y corrientes del español al incurrir en expresiones redundantes como: salimos afuera; entren para adentro; subió para arriba; bajar para abajo, entre otras.

No debemos confundir, pues, la repetición (figura estilística consistente en la iteración intencional de términos parecidos para producir un efecto estético) con la del pleonasmo (uso de palabras equivalentes e innecesarias por descuido o ignorancia, que rebaja la calidad y la estética de nuestra comunicación).

Ejemplos de pleonasmos son:
El camino se bifurca en dos direcciones.
Utopía inalcanzable, o irrealizable.
Ayer vino una chica joven y bonita, que usa una peluca postiza y habla tres idiomas distintos.
Tenemos que aglutinar uno con otro.
Luego se añade el líquido que hace falta para llenar el envase.

Es necesario insistir reiteradamente en que discuta el asunto de los proyectos de futuro, para prever con antelación los requerimientos necesarios.

Algunos de los que más comúnmente oímos son:
Perdóname pero discúlpame.
¡Métete para adentro!
Te lo vuelvo a repetir.
El erario público.
Concejo Municipal (lo correcto es Consejo Municipal o, simplemente, Concejo).

Rematamos "pleonásticamente": En gran parte de la mayoría de los casos que suceden, el uso de pleonasmos revela y muestra escasa e ínfima capacidad y aptitud idiomáticas para expresar de manera expresiva una idea o concepto.

¿Dices así? Es mejor así
Vengo en calidad de testigo presencial del hecho. Vengo en calidad de testigo del hecho.
¡Métasen pa" adentro que va a llover! ¡Entren que va a llover!
¿Quién sale pa" fuera con este palo de agua? ¿Quién sale con este palo de agua?
¡Suba para arriba de una vez! ¡Suba de una vez!
Son las doce del mediodía. Son las doce.

http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=200112011

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Sáb 22 Oct 2011 - 9:53

El dequeísmo

GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com - El uso incorrecto de las preposiciones es uno de los mayores y más graves problemas de los hablantes del español; dentro de ese grupo de problemas destaca el dequeísmo.

En concreto, el dequeísmo consiste en usar la preposición de delante de que, cuando el régimen verbal no lo admite; un ejemplo claro es la oración pienso que, deformada a pienso de que por este vicio; aportamos otros ejemplos, con la corrección entre paréntesis:

. Me interesa de que vengas conmigo (Me interesa que vengas conmigo).

. Nos dijo de que vendrían (Nos dijo que vendrían).

. Se le comunicó de que era necesario el informe completo (Se le comunicó que era necesario el informe completo).

. Les indicaron de que debían enviar el pedido (Les indicaron que debían enviar el pedido).

. Tu sobrina piensa de que no pasará el examen (Tu sobrina piensa que no pasará el examen).

Este vicio se pega fácilmente debido a la inseguridad en la expresión, surgida por el deficiente dominio de aspectos básicos del idioma; factores como la pereza mental, la falta de interés por mejorar la efectividad de la comunicación, la nula disposición para la lectura, el bajo nivel de calidad del sistema educativo, incrementan esa inseguridad, al extremo de caer en el vicio opuesto, el adequeísmo o queísmo, del que nos ocuparemos en la próxima entrega.

Afortunadamente existen formas sencillas de prevenir y combatir este feo vicio.

Una consiste en sustituir la oración subordinada (la que comienza con que) por el pronombre eso; si la oración resultante tiene sentido, es apropiado el uso de la preposición de; si no tiene sentido, la oración debe ser corregida. Veamos los siguientes ejemplos:

. Me contó de que tenía una mascota. Construcción correcta: Me contó eso. Construcción incorrecta: Me contó de eso. Oración corregida: Me contó que tenía una mascota.

. Es difícil de que consigas entradas para hoy. Construcción correcta: Es difícil eso. Incorrecta: Es difícil de eso. Corregida: Es difícil que consigas entradas para hoy.

Otra manera, muy similar, es sustituyendo la subordinada con el pronombre indefinido algo:

. Dice de que lo traerá. Construcción correcta: Dice algo. Incorrecta: Dice de algo. Corregida: Dice que lo traerá.

. La maestra les ordenó de que no hicieran ruido. Construcción correcta: Ordenó eso. Incorrecta: Ordenó de eso. Corregida: La maestra les ordenó que no hicieran ruido.

Para saber cuándo un verbo requiere la preposición de, el profesor Fortunato Brown propone (en Mejore su castellano en 30 días) plantear una pregunta que comience con de qué; si la respuesta tiene sentido se debe usar de que con ese verbo. Algunos de los ejemplos que Brown ofrece son:

. ¿De qué se trata? Se trata de que paguen la deuda.
. ¿De qué se dio cuenta? Me di cuenta de que era tarde.
. ¿De qué se convenció? Se convenció de que era verdad.
. ¿De qué se olvidó? Se olvidó de que vence mañana.


¿Dices así? Es mejor así
Ahora es que empiezan a preocuparse por las lluvias. Ahora es cuando empiezan a preocuparse por las lluvias.
Es por eso que te lo digo. Por eso te lo digo.
El personal que laboramos de esa empresa. Quienes laboramos en esa empresa.
El personal que labora en esa empresa.
Se parece igualito al tío. Se parece al tío.
Es igualito al tío.

http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=204772011

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Isabel el Sáb 22 Oct 2011 - 9:57

El adequeísmo

GUSTAVO MÉNDEZ SARMIENTO / gusteibor@gmail.com
El adequeísmo, también llamado queísmo o antidequeísmo, es el vicio opuesto al dequeísmo; consiste en la supresión incorrecta de una preposición regida por un verbo, sustantivo o adjetivo.

El DRAE lo define como el "Empleo indebido de la conjunción que en lugar de la secuencia de que; p. ej., *Me da la sensación que no han venido."

No es un error tan frecuente como el dequeísmo, pero su fuente es la misma: la carencia de conocimientos que lleva a la inseguridad idiomática; esto hace que el hablante o escritor piense que si escribe la preposición (en nuestro caso, de) incurrirá en dequeísmo: su inseguridad idiomática lo lleva de un vicio a otro, del dequeísmo al adequeísmo.

Algunos ejemplos, con la corrección entre paréntesis, son los siguientes:

Se dieron cuenta que ella venía en el avión (Se dieron cuenta de que ella venía en el avión).

Es hora que el gobierno nos tome en cuenta (Es hora de que el gobierno nos tome en cuenta).

Pensando en la posibilidad que todo esté en orden (Pensando en la posibilidad de que todo esté en orden).

Ante la certeza que la liberarían, no insistieron más. Ante la certeza de que la liberarían, no insistieron más.

Tenga la seguridad que eso es como le digo. Tenga la seguridad de que eso es como le digo.

Me di cuenta que Esteban es torpe (Me di cuenta de que Esteban es torpe).

Tengo miedo que les pase algo (Tengo miedo de que les pase algo).

Acuérdate que mañana cumple años (Acuérdate de que mañana cumple años).

Ya es hora que nos tomemos en serio el dequeísmo. Ya es hora de que nos tomemos en serio el dequeísmo.

Tal como sucede con el dequeísmo, podemos combatir y superar el adequeísmo si nos lo proponemos. De hecho, la propuesta del profesor Fortunato Brown para no caer en el dequeísmo (en Mejore su castellano en 30 días) puede ser usada contra el adequeísmo.

Dicha propuesta, recordemos, consiste en plantear una pregunta que comience con de qué; si la respuesta tiene sentido se debe usar la preposición de antes de que. Veamos algunos ejemplos ilustrativos:

1. ¿Cuál es la oración correcta, Estoy seguro que vendrá, o Estoy seguro de que vendrá? Para saberlo, realizamos la pregunta con de que: ¿De qué estoy seguro? La construcción lógica es estoy seguro de algo; por tanto, la oración correcta será la segunda, Estoy seguro de que vendrá.

2. ¿Cuál es la oración correcta, Tiene miedo de que la maten, o Tiene miedo que la maten? Preguntamos con de que: ¿De qué tiene miedo? La construcción lógica es tiene miedo de algo; por tanto, la oración correcta será la primera, Tiene miedo de que la maten.

Sobre las particularidades de estos dos últimos vicios nos extenderemos en próximas entregas.


¿Dices así? Es mejor así
Nadien queremos morir así. Nadie quiere morir así.
Quiero dejar bien en entredicho de que no pertenezco a ninguna mafia política. Quiero dejar bien dicho (claro) que no pertenezco a ninguna mafia política.
No llamastes ni escribistes desde que te fuistes. No llamastes ni escribistes desde que te fuistes.
No me di de cuenta que me estabas llamando. No me di cuenta de que me estabas llamando.
Teníanos que descoger entre uno o otro teléfono. Teníamos que escoger entre uno u otro teléfono.

http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=204772011



No llamastes ni escribistes desde que te fuistes. No llamastes ni escribistes desde que te fuistes.
Obviamente, en este caso se trata de un lapsus del autor. Supongo que copió la frase para luego corregirla y olvido hacerlo. Así que aquí lo hacemos por él: No llamaste ni escribiste desde que te fuiste

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Re: Vicios del lenguaje

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.