Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Uso Didáctico de las Tecnologías de la Información y Comunicación en procesos de Aprendizaje
Sáb 14 Ene 2012 - 0:01 por ANTOAGUAYO

» "Soy el último de los míos", Félicie Dubois
Jue 12 Ene 2012 - 10:01 por Isabel

» Arte y técnica del palíndromo
Sáb 7 Ene 2012 - 10:50 por Isabel

» El territorio de las humanidades
Sáb 7 Ene 2012 - 10:46 por Isabel

» Evolución: lengua y cultura
Sáb 7 Ene 2012 - 10:40 por Isabel

» Al pan, pan y al vino, vino
Sáb 7 Ene 2012 - 10:35 por Isabel

» Necesito ayuda.
Dom 1 Ene 2012 - 10:46 por Diani

» ¡Dejemos de encerrar a los mayas en sus pirámides!
Vie 23 Dic 2011 - 11:09 por Isabel

» Engendro anglo lingüístico
Miér 21 Dic 2011 - 10:43 por Isabel

» MyObserver, una solución basada en tecnología lingüística que convierte el ruido de Internet en oportunidades de negocio
Miér 21 Dic 2011 - 10:40 por Isabel

» El gíglico o el arte de sugerir
Mar 20 Dic 2011 - 11:21 por Isabel

» Cortázar y la Vía Láctea
Mar 20 Dic 2011 - 10:36 por Isabel

» Desmárcate: Aprende un idioma inventado
Mar 20 Dic 2011 - 10:24 por Isabel

» "Los amorosos", Jaime Sabines
Dom 18 Dic 2011 - 10:24 por Isabel

» José Agustín: del lenguaje soez al premio de Lingüística y Literatura
Dom 18 Dic 2011 - 10:19 por Isabel

» Nosotros los proles
Dom 18 Dic 2011 - 10:15 por Isabel

» «Mi padre me habló toda la vida en esperanto»
Dom 18 Dic 2011 - 10:08 por Isabel

» Las explicaciones tras nuestra compleja "torre de Babel"
Dom 18 Dic 2011 - 10:03 por Isabel

» Sobre traducción...
Dom 18 Dic 2011 - 9:57 por Isabel

» La RAE completa con un tomo de fonética la 'Nueva gramática de la lengua española'
Dom 18 Dic 2011 - 9:53 por Isabel

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



Los relieves y las tramas del lenguaje académico

Ir abajo

Los relieves y las tramas del lenguaje académico

Mensaje  Isabel el Vie 16 Sep 2011 - 10:58

POR Maria Lujan Picabea

Coordinado por María Marta García Negroni, un equipo analiza formas y estructuras de discursos y enunciaciones creadas por los protagonistas de los lugares de “saber”.

Como es sabido, una disciplina es un espacio conceptual pero también discursivo, por lo que ‘aprender’ los ‘contenidos’ de cada materia consiste no sólo en apropiarse de su sistema teórico-metodológico, sino también de sus prácticas discursivas características”, dicen María Marta García Negroni y Beatriz Hall al iniciar el capítulo “Prácticas discursivas escritas y orales en contexto universitario. Fragmentariedad y distorsiones enunciativas”, del libro Los discursos del saber. Prácticas discursivas y enunciación académica (Editoras del calderón), coordinado por García Negroni con trabajos de Marta Marín, Silvia Ramírez Gelbes y Carolina Tosi. El análisis citado sobre los discursos elaborados por estudiantes universitarios cierra este libro que se ocupa de desentrañar las propiedades “discursivas, retóricas y textuales del texto científico” que se entiende como un escrito “dirigido a la comunidad de pares, reconocido por ella y destinado a la producción de un saber en un campo disciplinar determinado”, tal como se expresa en el prólogo de la publicación. El discurso científico-académico suele presentarse como un discurso neutro y de pretendida objetividad, con un enunciador que, en una especie de puesta en escena, hace intentos por pasar inadvertido, pero al que las investigaciones incluidas en Los discursos del saber , le cantan piedra libre. Huellas, pequeños trozos de pan que van quedando en las orillas, los senderos de los textos académicos son recogidas, una tras otras por los investigadores. Puestas sobre la mesa trazan un mapa que trasluce las operaciones discursivas que se juegan en cada ponencia, cada artículo.

“Definido como el discurso sobre el discurso, el metadiscurso es caracterizado habitualmente como el material lingüístico que refiere no a los aspectos proposicionales del texto, sino a la organización del discurso o a la actitud del sujeto respecto del contenido o de su lector”, dice García Negroni, al introducir el capítulo “Modalización autonómica y discurso científico-académico. Comillas, glosas y ethos en la ponencia científica en español”, en el que advierte que el metadiscurso es en sí una huella de la presencia del sujeto que termina por poner de manifiesto la subjetividad y la polifonía del texto. El análisis se centra en las marcas o elecciones de lenguaje con que el autor comenta la propia enunciación. “Se trata de un modo de decir particular, en el que un elemento determinado de la cadena significante se desdobla por medio de su propia representación reflexiva y opacificante”. Las comillas son señales de esa operación –dice la autora– y a lo largo del capítulo suma ejemplos en los que el entrecomillado enciende una luz de alarma al enmarcar un término del texto o dar aviso de que se está tomando la palabra de otro. El optar por un encadenamiento de palabras, en detrimento de otro al momento de construir el propio discurso y de incluir en él discursos de otros pueden indicar acuerdo o desacuerdo, proximidad o distancia, adhesión o contraargumentación respecto de los textos citados e incluso del propio decir. Siguiendo a Oswald Ducrot, García Negroni afirma que el autor de un texto, en este caso un texto académico, “no dice lo que quiere ser, sino que lo deja ver y entender. Ligado al ejercicio de la palabra y por lo tanto al locutor en tanto responsable de la enunciación y no al individuo real e independiente de su actividad discursiva, el ethos se pone de manifiesto en el discurso por medio de las elecciones –tanto deliberadas como emocionales– que hace el sujeto de la enunciación, es decir, por medio de su forma de expresarse”.

Pequeñas marcas, indicadores que en la sola lectura parecen perderse en la maraña de letras pero que muestran sus patas ocultas bajo la lupa del análisis discursivo. En el capítulo “Efectos de neutralidad. El caso de los manuales universitarios”, Beatriz Hall explora textos concebidos para introducir a los estudiantes en una disciplina en los que abundan ciertas definiciones, que –dice la autora– “no sólo delimitan con bordes muy precisos los objetos, sino que también ocultan procesos históricos e ideológicos mediante los cuales han sido construidos. De este modo, las entidades son presentadas como si existiera coincidencia entre ellas y su definición. Se produce, así, un efecto de sentido que cristaliza la fisonomía de lo que se define y contribuye a la construcción de un punto de vista neutro”. El objetivo de estos “modos de decir”, advierte Hall es el intento de borrar al enunciador, lo que termina por embarrar el texto y volverlo más oscuro para el lector. Imprecisiones en las citas de fuentes, ausencia de referencias de tiempo y espacio, uso de oraciones pasivas y elección de la primera persona de plural en la construcción del discurso son algunas de operaciones que Hall encuentra en su corpus de estudio, de cuyo análisis concluye que en los manuales universitarios, en un afán didáctico, se busca ocultar al enunciador y las condiciones de producción del texto en una pretensión de borrar la mediación propia del lenguaje.

Textos académicos que son carne y hueso de una disciplina, con los que se ingresa a un campo determinado, que citan textos, que serán citados en otros tantos. Textos con los que los alumnos comienzan a delinear un lenguaje, un modo de decir académico, con el que intentarán alinear las propias producciones. Intentos, en principio, cargados de errores –como evidencian Negroni y Hall en el último capítulo del libro–. Tras analizar un corpus de trabajos prácticos domiciliarios y audios de exámenes finales orales las investigadoras hacen un punteo de las fallas y rupturas más frecuentes y terminan por dar cuenta de las dificultades de los estudiantes de “constituirse en sujetos de discurso académico”.

http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/Maria_Marta_Negroni-Analisis_del_discurso_0_551944820.html

_________________
¿Por qué esta curva del porqué y no el signo de una recta sin fin y un punto encima?  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
Roberto Juarroz
avatar
Isabel


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.