Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Uso Didáctico de las Tecnologías de la Información y Comunicación en procesos de Aprendizaje
Sáb 14 Ene 2012 - 0:01 por ANTOAGUAYO

» "Soy el último de los míos", Félicie Dubois
Jue 12 Ene 2012 - 10:01 por Isabel

» Arte y técnica del palíndromo
Sáb 7 Ene 2012 - 10:50 por Isabel

» El territorio de las humanidades
Sáb 7 Ene 2012 - 10:46 por Isabel

» Evolución: lengua y cultura
Sáb 7 Ene 2012 - 10:40 por Isabel

» Al pan, pan y al vino, vino
Sáb 7 Ene 2012 - 10:35 por Isabel

» Necesito ayuda.
Dom 1 Ene 2012 - 10:46 por Diani

» ¡Dejemos de encerrar a los mayas en sus pirámides!
Vie 23 Dic 2011 - 11:09 por Isabel

» Engendro anglo lingüístico
Miér 21 Dic 2011 - 10:43 por Isabel

» MyObserver, una solución basada en tecnología lingüística que convierte el ruido de Internet en oportunidades de negocio
Miér 21 Dic 2011 - 10:40 por Isabel

» El gíglico o el arte de sugerir
Mar 20 Dic 2011 - 11:21 por Isabel

» Cortázar y la Vía Láctea
Mar 20 Dic 2011 - 10:36 por Isabel

» Desmárcate: Aprende un idioma inventado
Mar 20 Dic 2011 - 10:24 por Isabel

» "Los amorosos", Jaime Sabines
Dom 18 Dic 2011 - 10:24 por Isabel

» José Agustín: del lenguaje soez al premio de Lingüística y Literatura
Dom 18 Dic 2011 - 10:19 por Isabel

» Nosotros los proles
Dom 18 Dic 2011 - 10:15 por Isabel

» «Mi padre me habló toda la vida en esperanto»
Dom 18 Dic 2011 - 10:08 por Isabel

» Las explicaciones tras nuestra compleja "torre de Babel"
Dom 18 Dic 2011 - 10:03 por Isabel

» Sobre traducción...
Dom 18 Dic 2011 - 9:57 por Isabel

» La RAE completa con un tomo de fonética la 'Nueva gramática de la lengua española'
Dom 18 Dic 2011 - 9:53 por Isabel

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



Los Tabús de las lenguas

Ir abajo

Los Tabús de las lenguas

Mensaje  David Solís el Dom 5 Dic 2010 - 21:48

Con toda seguridad el lector habrá escuchado o articulado oraciones como las siguientes: “¡no digas malas palabras¡”, “¡esa palabra no se dice!” . Incluso es muy posible que tenga conocimiento de que existen palabras respecto de las cuales generalmente surge cierta reticencia para pronunciarlas o tolerar que las articulen, sobre todo si son dirigidas a uno mismo. Entonces, puede afirmarse que la lengua tiene tabús, cuyo significado según el DRAE es condicion de las personas, instituciones o cosas que no es lícito mencionar.
El sistema de comunicación más eficaz y complejo es la lengua. A través de ella el ser humano logra tener existencia y trascender en cualquier plano; constituye el prodigioso instrumento que fija las conquistas de la labor del hombre y permite que no se olvide el pasado, que el presente adquiera dinamismo y proyectar el futuro.
La manera en que la lengua cumple su cometido es mediante la palabra. Los hablantes de cualquier lengua tienen una idea sobre lo que significa el vocablo “palabra”; incluso podría afirmarse de manera categórica que esos hablantes la han utilizado en más de una ocasión, en algún sentido, como los ya descritos, o bien, “te doy mi palabra” y “más vale un dibujo que mil palabras”.
A pesar de que la palabra goza de tanta importancia, existen términos que representan de manera genuina y vívida aspectos de la realidad, mas no se permite su utilización; y no se trata precisamente de lo que se conoce como leperadas. Una de ellas es “la muerte”. Ávila (1992:17) explica que la muerte es un tema que algunos han considerado característico de la cultura del mexicano. Y es cierto, aunque se trata de un fenómeno natural y ordinario, llama la atención los múltiples giros utilizados para nombrarla; el propio Ávila (1992:18) cita algunos de ellos, a saber: la pelona, la flaca, la calva, la cabezona, la huesuda, la huesos, la patas de catre, la catrina o la tiznada. También se dice que le echó garra la cabezona, se lo merendó la dientona, o que entregó las herramientas, los guantes, el uniforme, el pasaporte, la tarjeta de circulación o el equipo.
Por mi parte citaré estas expresiones con las que se explicita tal fenómeno natural: se lo cargó el pintor, o la tía de las muchachas; así como la célebre frase: chupó faros, o una que aquí inventé: lo mandó llamar el Rector.
Existen otros términos cuyo uso de igual forma se enfrenta a reticencias, en el ámbito de la parentela: hijastro, madrastra; abuela (pues en caso de que la tengan, casi todos prefieren llamarla abue, abuelita, ita, mamá, etcétera). Otro vocablo que no es utilizado (salvo para maledicencias) es el de amante, claro, para referirse a la pareja amorosa de alguien.
Así el autor invocado (1992:18) señala que otras áreas léxicas de gran productividad de eufemismos por motivos similares, son las que se refieren a las llamadas púdicamente partes pudendas, a las relaciones sexuales y al homosexualismo. Y en eso el lector estará completamente de acuerdo. Nada más basta tener en cuenta que a pesar de que se trata de la profesión considerada más antigua del mundo, existen un sinnúmero de palabras, giros y expresiones, para designar tan actual oficio, y como no me atrevo a escribir en este texto universitario la más gráfica, mencionaré otros sinónimos: meretriz, trotacalles, aplanabanquetas, las del tacón dorado (sic).
En fin, cualquiera que sea la razón o razones por las que se presenta la situación apuntada, no deja de ser curioso el hecho de que las lenguas existen, en gran medida, gracias a la palabra; no obstante, existen palabras que constituyen tabúes, palabras que no se considera “lícito” mencionar; y si este término encierra la idea de prohibición; el propio lenguaje se vale de recursos para lograr exitosamente la comunicación, como son, en el caso de los mexicanos: los eufemismos, los albures, o en planos menos ásperos, los juegos de palabras con doble sentido.

Referencias.

AVILA, R. (1992). Lengua y Cultura. México. Editorial Trillas.
Diccionario.
Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española. (1992). Madrid.

David Solís


Volver arriba Ir abajo

Re: Los Tabús de las lenguas

Mensaje  Caro Monge el Dom 12 Dic 2010 - 19:06

=)

Caro Monge


Volver arriba Ir abajo

Re: Los Tabús de las lenguas

Mensaje  Caro Monge el Dom 12 Dic 2010 - 19:11

muy bueno David! es verdad que existen muchos tabús sin embargo esl uso de la lengua es demasiado creativa y por ello podemos resolver dichos tabús con lo que nos mencionas en el escrito..

saludos!

Caro Monge


Volver arriba Ir abajo

Re: Los Tabús de las lenguas

Mensaje  annie90 el Miér 13 Abr 2011 - 12:02

Existe el tabú según cada cultura, mi maestra de fonética compartió con nosotros que el CHILE la palabra que para nosotros sería una palabra ¨Normal¨ = CONCHA. Para LOS CHILENOS sería tabú porque significa VAGINA!!!


annie90


Volver arriba Ir abajo

Re: Los Tabús de las lenguas

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.